Blog

Inicio

Juguetes en pareja

¡Hola!

Después de unas semanas muy ajetreadas en mi trabajo, puede tomarme el tiempo para escribir de nuevo. Pero prometo mantenerme constante a partir de ahora. Veo que les ha estado gustando mucho las publicaciones que he hecho, les invito a ingresar a la pestaña de contacto y dejarme un mensaje, algún tema del que quieran hable más adelante o alguna consulta, que para eso estamos. También pueden suscribirse y así recibir un correo cuando haga las publicaciones.

En uno de mis blog anterior, les comentaba mi experiencia visitando una tienda de juguetes eróticos, y mencionaba que la gran mayoría de las personas que visitaban la tienda, eran en pareja; eso a decir verdad me sorprendió muchísimo, ya que he escuchado a muchas mujeres, principalmente, quejarse de sus parejas al no querer explorar con algún juguetillo. Por otro lado, algunos hombres me dicen sentirse un poco intimidados, o sentir que el “aparato” le excita más a su pareja que ellos. Es por eso que decidí hablarles sobre 3 juguetes en pareja con los que puedes iniciar, también los puedes hacer en casa y así no tener que gastar mucho, o bien hay tiendas on-line y sex shop donde las puedes conseguir. Antes de mostrarte algunos de los juguetes que existen en el mercado, te sugiero conversar con tu pareja cuál se ajusta mejor a sus gustos y necesidades.

El primer juguete que te quiero mostrar me parece súper divertido e  interesante, lo puedes hacer tu mismo y estoy segura que te encantará; además si es la primera vez que tu pareja se anima a probar algo diferente, éste es un buen comienzo.

Los dados eróticos tienen diferentes posiciones, los lanzas y miras cuál de ellas deben hacer, así puedes probar algunas nuevas y seguir explorando y conociendo a tu pareja y a ti mismo. Excelente para salir de la rutina, te sugiero buscar nuevos lugares para tener sexo y salir de la cama de vez en cuando.

 

El segundo me encanta, es una de mis prácticas favoritas; ya en el anterior post les había comentado que lo podés hacer con cosillas que tengas a la mano. Los látigos y objetos para amarrar o vendar los ojos… una experiencia que debés probar.

Por último tenemos un masajeador, perfecto para estimular el clítoris. Ya bien sabés que el clítoris es el punto de excitación de todas las mujeres, por lo tanto es una de las partes que más debemos esforzarnos por estimular. Ya más adelante hablaremos de eso.

Les he dejado estos 3 juguetes, básicos y para nada dificiles de usar, conforme vayamos avanzando les iré compartiendo más sobre este tema. Si han utilizado o llegan a usar alguno de estos u otros juguetes, pueden contarme su experiencia.

Visita también nuestro Facebook.

Inicio

¿Y si nos dibujamos?

“La Trompudita”

 

En Costa Rica un hombre fue condenado por dibujar hombres y mujeres desnudos; “la Trompudita” es el único dibujo que quedó con vida después del juicio realizado en 1843. Es un dibujo pintado a lápiz, el cual se conserva como prueba en el expediente del señor José María Figueroa Oreamuno.

 

Si pensamos en los años 40, quizá podemos imaginar el escándalo que pudo ocasionar el dibujar desnudos, y creemos que en el siglo XXI ya eso no ocurre; lamentablemente la sexualidad sigue siendo censurada a lo largo del mundo. ¿A cuántos de ustedes en algún momento los han visto “raro” por hablar de sexo? ¿Alguna vez los han tachado de pervertidos o de zorras por vivir la sexualidad libremente? Una mujer fue destituida de su cargo por grabar un video erótico con  su ahora exnovio; pero nada tenía de malo vivir su sexualidad, el error fue del chico, al compartir el vídeo.

Nos han enseñado a ocultar nuestro erotismo, nuestra vida sexual, nuestra sexualidad, nuestros cuerpos, nuestros pensamientos… pero no nos enseñan a vivirlo libremente, con responsabilidad y respeto. Por eso les propongo un reto. Sé que no todos tenemos la habilidad de dibujar un desnudo o un auto retrato, pero ¿y si lo intentamos? Eso nos obligaría a vernos, explorarnos, conocernos y tocarnos, quizá el dibujo no salga del todo bien, pero a lo mejor nos damos cuenta de lo que tenemos realmente, de cómo es nuestro cuerpo.

Este es mi reto de hoy, dibújate, ponte frente al espejo y mira como es tu cuerpo, como son tus piernas, brazos, abdomen, espalda, tus pechos, tu trasero, tu vagina o pene. Inténtalo y si quieres puedes contarme como fue la experiencia.

 A lo largo de mi blog iré compartiendo con ustedes algunos retos, para que entre todos aprendamos y nos conozcamos mejor. Recuerda, vive tu sexualidad intensamente, con respeto y responsabilidad.

José María Figueroa (1820-1900) "La Trompudita"
Blog

Visitando un Sex Shop

Mi historia

Tengo que confesarlo, jamás había entrado a un Sex Shop; y no porque no quisiera, ganas me sobraban, el asunto es que me daba pena, no quería que me vieran entrar o que alguien conocido estuviera dentro… Además no me hacía tanta falta ir, el  consolador que tengo lo adquirí por medio de internet, me parecía algo más sencillo y privado; cuando quise atar a mi chico para cumplir una de mis fantasías, utilice la corbata de él y cuando quise vendarle los ojos a otro, use una pañoleta. ¡Hay que usar el ingenio! No era tan necesario ir a comparar los accesorios.

Hace unas semanas deje la pena atrás y entré por primera vez a un sex shop, el cual estaba en otra ciudad, nada lejos. Al entrar un hombre de unos 40 años me atendió, al principio me pareció un tipo bastante serio. En el mostrador una pequeña variedad de consoladores y lubricantes se hacían presentes, alrededor trajes y más trajes, pensé en lo decepcionada que me sentía al ver que solo eran esos productos, pero el hombre se dirigió a una puerta escondida en la tienda y la abrió, al entrar habían artículos para fiestas de despedida de soltera y una gran cantidad de vibradores, consoladores, muñecas inflables y anillos.

Al dar una vuelta por el pequeño cuarto, que se sentía más pequeña aún, por lo aterrado de objetos; el dependiente se acercó y comenzó a hablar, recomendarme productos y a explicarme el funcionamiento de otros. Ya entablada cierta confianza le comencé a hacer preguntas, quería saber el promedio de edad de sus clientes, la mayoría de ellas ya pasaban los 30 e inclusive algunas ya tenían más de 50, pero lo que me sorprendió es que muy pocas veces se presentaba alguien menor a los 25 años. También me explicaba que en la gran mayoría de los casos, llegan parejas con el objetivo de cambiar la rutina, volver a tener esa “chispa” que se había apagado.

El sujeto me comentó que tenía muchas historias por contar y que por cada producto de la tienda podría contarme una, de ser así hubiera tardado muchas horas ahí, por lo que me limité a escuchar un par de ellas. Por ejemplo, el día que llegó una señora de unos 65 años y compró un vibrador de conejo, a los días regresó con una amiga y está al ver la gran cantidad de juguetes sexuales puso la misma cara que un niño entrando al parque de Disney, su amiga le dijo: “Este es el lugar del que te hablé, escoge lo que quieras”, o el la vez en que un ladrón robó vibradores, luego fue arrestado, cuando el dependiente fue a retirar los productos a la comisaria, un policía le dijo que fuera rápido, ya que las abogadas estaban “como locas” viendo todos esos objetos fálicos.

Sino has ido antes a un Sex Shop, te lo recomiendo, estoy segura de que tendrás muchas más historias que escuchar y que contarme. Dejemos el miedo atrás, hablemos de sexo y vivamos nuestra sexualidad.

Blog

Hablemos de sexo

¡Hola! He pensado durante mucho tiempo como iniciaría mi primer blog, tenía varios temas en mente, pero antes de entrar de lleno al tema de la sexualidad, el sexo y el arte quiero contarles porque decidí crear este blog.

Tengo 26 años, vivo en una de las ciudades más conservadoras de mi país, por lo que hablar de sexo es un poco censurado, sin embargo tengo la suerte de que mi madre me hablara con total naturalidad sobre ello. Siempre sentí mucha curiosidad y ganas de aprender, por lo que he dedicado gran parte de mi vida a la lectura e investigación y por supuesto a hablar; hablar mucho de sexo, ya sea en son de broma, con seriedad, por medio de la música o con un chico…

Cuanto más investigo del tema, siento que me falta aún más por aprender, por conocer y explorar; este espacio está dedicado a todos aquellos que como yo, buscan nuevos retos, nueva información y nuevas experiencias.